La Ley del Impuesto sobre Sociedades establece que el arrendamiento de inmuebles se considera actividad económica solo si la gestión incluye al menos un empleado a jornada completa. Sin embargo, la Dirección General de Tributos (DGT) ha introducido flexibilidad permitiendo, en ciertos casos, la externalización de esta gestión.

Puntos Clave:

  • Requisito de empleado: Generalmente, se requiere un empleado con contrato laboral a jornada completa dedicado a la gestión de arrendamientos.
  • Externalización permitida: La DGT admite la externalización en determinados casos, como se reitera en la consulta vinculante V0090-24 del 15 de febrero de 2024.
  • Circunstancias Específicas:
    • Pertenencia a un grupo internacional con una cartera inmobiliaria significativa.
    • Uso generalizado de externalización en varios países.
    • Gestión de patrimonio inmobiliario extenso y complejo.
    • Elevado número de arrendatarios y volumen de negocio.

Impacto Fiscal:

Esta flexibilidad aplica únicamente en el ámbito del Impuesto sobre Sociedades. Para otros impuestos, como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD), se sigue exigiendo un empleado directo a jornada completa.

Caso Judicial Relevante:

El Tribunal Supremo debe pronunciarse sobre si, para la reducción del ISD por adquisición de empresa familiar, basta con cumplir los requisitos del artículo 27.2 de la LIRPF o si es necesario justificar económicamente la contratación a jornada completa.

Conclusión:

Estas clarificaciones ofrecen nuevas oportunidades para optimizar la gestión fiscal en empresas dedicadas al arrendamiento de inmuebles. Para más detalles y asesoramiento específico, no dudes en contactar con nuestros expertos.

 

 

 

Àngels Tadeo

Àngels Tadeo

Tax & Labour Partner